Permítenos Introducirte algunos Fantásticos Juegos para Aprender Idiomas…

Como ya mencionamos en uno de nuestros posts anteriores, jugar es una forma genial para que los niños aprendan un Nuevo idioma. Prácticamente cualquier juego es bueno para este propósito siempre y cuando se use el idioma objetivo. Para facilitarte la tarea, hemos pensado algunos fantásticos juegos que puede adaptarse a tu lengua objetivo para que tú y tus hijos paséis un buen rato mientras aprendéis idiomas.

Evidentemente, estas son tan solo algunas sugerencias sobre como jugar a estos juegos para aprender idiomas. Siempre puedes cambiar las reglas o formas de jugar para que se adapten a tus necesidades ya que cada criatura aprende de una forma distinta

Asociación de Palabras

Un juego basada en el vocabulario es definitivamente una forma divertida de aprender nuevas palabras. La Asociación de Palabras es definitivamente una buena forma de practicar y poner a prueba tus habilidades. La idea es que uno de los participantes piense una palabra y la diga en voz alta. Entonces, la siguiente persona tiene que decir lo primer que le pase por la cabeza al oír esa palabra (en el idioma objetivo, ¡por supuesto!) y, entonces, la siguiente persona hace lo mismos y, así, sucesivamente. 

Lo que es genial de este juego es el hecho que tienes que pensar muy rápido, ya que la cuestión del juego es decir lo primero que te pase por la cabeza. Esto ayuda a desarrollar la velocidad de pensamiento lo cual es muy importante a la hora de aprender a hablar un idioma. Será, definitivamente, entretenido, divertido y educacional. ¡Os sorprenderéis de lo que sale de vuestras bocas!

Games for Learning Languages

¡El Colgado!

Este juego es un conocido, tradicional juego basado en el vocabulario y que será muy útil para aquellos aprendiendo un nuevo idioma. Para jugar, decide quien intentará acertar la palabra y quien pensará la palabra a adivinar. Podéis tener una lista de vocabulario pre-seleccionado para practicar, si lo preferís.

Los participantes dicen una letra del alfabeto. Si la palabra contiene esa letra, se escribe en el lugar adecuado. Si la letra no existe en esa palabra, entonces se empieza a dibujar el colgado. Una vez el dibujo esté completo, el juego se acaba. Puedes intentar adivinar la palabra en cualquier punto para ganar.

Este juego es perfecto para aprender y revisar vocabulario y también para practicar el abecedario en el idioma objetivo.

Rimar Palabras

Este juego es genial para pasar el rato cuando los más pequeños se aburren, por ejemplo, durante un trayecto en coche o mientras se espera para hacer algo. El propósito del juego es, cono indica el nombre, rimar palabras. Para empezar, uno de vosotros elige una palabra en el idioma objetivo, por ejemplo: “hola” y, entonces, la siguiente persona tiene que encontrar una palabra que empiece con la última sílaba (o la última letra, para facilitar el juego), por ejemplo: “lápiz”. La próxima persona ha de hacer lo mismo y así sucesivamente. Es genial porque los pequeños tendrás que ser creativos y pensar muchas palabras ya que… ¡no se puede repetir ninguna! Aprenderán mucho y lo pasarán genial.

Veo, veo…

Este juego también es genial para aprender palabras nuevas y para practicar aquellas que ya has aprendido. El propósito del juego es que uno de vosotros mire y encuentre un objeto y los otros tienen que adivinarlo después de que se diga “Veo, veo…”.

Evidentemente, cada idioma tiene su versión de lo que se dice para iniciar el juego y diversas zonas y regiones pueden tener variaciones sobre lo que se dice. La versión en español de España de este juego es “Veo, veo…”

Veo, veo.

¿Qué ves?

Una cosita.

¿Qué cosita es?

Empieza con…

En otros países de habla Española se usa la misma estructura pero se pueden encontrar pequeñas variaciones. Por ahora, ¡puedes empezar a practicar con esta y ver cuantas palabras puedes adivinar!

NOTA: Para los más pequeños, jugar a “Veo, veo + colores” ya que esta adaptación del juego es fantástica. En vez de iniciar el juego diciendo la letra por la cual empieza el objeto, inícialo indicando el color del objeto a adivinar:

Veo, veo.

¿Qué ves?

Una cosita.

¿Qué cosita es?

Una cosita de color…

Esto hará que el juego sea divertido y fácil incluso para los más pequeños que quieran aprender a hablar un nuevo idioma.

Simon Dice…

“Simon dice…” es una fantástica manera de practicar verbos además de poder practicar también el vocabulario.

Para jugar, uno de vosotros deberá dar las órdenes y los otros deberán hacer lo que se diga.

El truco del juego está en que solo se debe hacer lo se dice si la orden empieza con “Simon Dice…”. Si haces la acción indicada cuando no han iniciado la frase de esa forma, estás fuera del juego. La partida continúa hasta que todo el mundo haya perdido.

Una buena manera de hacer que el juego sea más divertido y un poco más rápido es dar las órdenes de forma muy seguida y rápida para que todos tengan que actuar rápidamente. Esto también ayudará a que los pequeños se acostumbren a escuchar un idioma extranjero hablado sin pausa y también a reaccionar a lo dicho de seguida lo cual les ayudará a entender mejor a otras personas.

Categorías

Este es un juego muy simple pero es genial para pasarlo bien y practicar vocabulario. Uno de los jugadores debe elegir una categoría (por ejemplo: comida) y una letra (por ejemplo, la letra M) y, entonces, por turnos, decir una palabra en el idioma objetivo que empiece por dicha letra y que pertenezca a esa categoría así que, siguiendo este ejemplo, si jugáramos en español: manzana, mandarina, magdalena, macarrones, menta, melocotón…

Esto ayudará a los niños a practicar su memoria y el vocabulario que conocen del idioma que están intentando aprender.

Games for Learning Languages

Change “on a Picnic” for “to the Beach/Park” etc … for variations

Me voy de picnic y…

¡Este es un fantástico juego! Es perfecto para ganar vocabulario cuando los pequeños se aburran y quieran hacer algo para pasar el rato. El primer jugador debe empezar diciendo la frase: “Me voy de picnic (o de camping, de vacaciones…) y me voy a llevar…”

Entonces, la primera cosa que digas, debe empezar con la letra A, la siguiente con la letra B, la tercera con la letra C y así hasta que consigas completar todo el abecedario y, entonces, puedes decidir escoger un Nuevo “destino” para que nuevas palabras puedan usarse.

Si alguien no sabe que decir, están fuera del juego durante esa ronda. Este juego es genial para la concentración de los pequeños y también para que se acostumbren a usar diferentes palabras del idioma que están intentando aprender de una manera divertida.

Si te sientes valiente y queréis ir un paso más allá, siempre podéis crear la regla de tener que repetir todos los objetos ya mencionados… ¡pero puede ser bastante difícil!

Señala y Nómbralo

Definitivamente una forma divertida y fácil para que los pequeños aprendan nuevas palabras. Cuando hablamos, lo hacemos para referirnos a aquellas cosas a nuestro alrededor así que, que mejor manera que señalar cosas a tu alrededor e intentar nombrarlas en el idioma que estás aprendiendo. Esto es genial porque a cada lugar que vayas, habrá nuevos objetos y esta actividad puede realizarse en cualquier momento, esperando en la cola del supermercado, en un viaje en el coche, en la cocina, en el comedor, en la calle…

También usamos los idiomas para expresar nuestras ideas y sentimientos así que también podéis intentar imitar expresiones faciales que muestren felicidad, tristeza… para que los pequeños las nombren, por ejemplo, llorar, reír, actuar cansado, triste, feliz…

Esto les ayudará a nombrar objetos y situaciones del día a día lo cual les permitirá tener más confianza con el tiempo y llegar a hablar tu idioma objetivo como un nativo.

Juego de memoria / Pares

Los juegos de memoria son un MUST cuando se trata de jugar a juegos para aprender un idioma. Se puede jugar una y otra vez y se pueden añadir más y más cartas para que nunca resulte repetitivo o aburrido.

La cuestión es crear pequeños pares de cartas con una imagen y el nombre de dicho objeto debajo de la imagen, en el idioma objetivo.  Quizás querrás crear cartas sobre temas concretos (por ejemplo, puedes crear cartas para que los pequeños aprendan los nombres de animales, comida, herramientas…) o quizás querrás tener una mezcla de cartas de diferentes categorías.

Entonces, a la hora de jugar, pon todas las cartas boca abajo sobre una superficie plana y mézclalas. Cada uno tendrá su turno y deberá intentar encontrar las parejas, dándole la vuelta a dos cartas y diciendo las palabras en voz alta para empezar a recordarlas. El objetivo del juego es conseguir el máximo número de parejas. El juego termina cuando no queden más parejas y, entonces, podéis jugar de Nuevo.

NOTA: ¡No olvides suscribirte para descubrir cuando nuestras tarjetas de memoria de Arthur Apple y Nerea Naranja para aprender inglés y español estarán disponibles!

Sign me up for updates about new and exciting language learning tools!

Comments

comments

Pin It on Pinterest

Shares
Share This